Datos personales

viernes, 13 de agosto de 2010

¡VETE DE AQUÍ!

¡VETE DE AQUÍ...! Juan 7:3

Un hombre recibió autoridad de parte del sumo sacerdote, para aprehender a cualquiera persona que dijera ser seguidor de Jesucristo. Este hombre era Saulo de Tarso. Libro de los Hechos. 8:1-2

No sólo los perseguía para que salieran de su propia tierra, sino que los encarcelaba.

El nombre de Saulo (1) le fue cambiado por el de Pablo (2), y por antonomasia; El Apóstol.

La Biblia dice que Saulo perseguía a los seguidores de Cristo entrando casa por casa, y así lo hacía hasta en el extranjero, para destruir a los de ese Camino.

Saulo. Respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén” Hc.9:1-2 Pero el Señor tenía su propia estrategia para Saulo.

Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, ciudad capital de Siria, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo de en tierra, oyó una voz que le decía:

Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tu persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón” Hc.9:3-5

¡Qué le parece! Resulta que las personas a quien Saulo perseguía, los creyentes convertidos a Cristo, éstos estaban encarnados en el mismo cuerpo del Señor, por lo que Jesús le dice:

¿Por qué me persigues? y no, el pronombre los, ¿por qué los persigues? Es decir; cuando una persona persigue a un cristiano convertido a Cristo, persigue al mismo Cristo. De Igual manera esto otro:

De cierto, de cierto os digo: El que recibe al que yo enviare, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.” Jn.13:20

Palabras de Jesús. Si Ud. acepta al mensajero del evangelio, y recibe la salvación que éste le presenta por la Biblia. Ud. mi amigo, lo está recibiendo a él, a Cristo.

Pero tenemos también este episodio:

“Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?

Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.” Mt.25:44-46

Un día los hermanos del Señor Jesús lo conminaron a que se fuese de galilea, y le dijeron:

“sal de aquí, y vete a Judea. “Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Porque ni aun sus hermanos creían en él” Jn. 7:3,4-5


Y asimismo dijeron los ciudadanos de Gadara a Jesús, cuando él liberó a un hombre poseído por los demonios.

Los demonios al salir del cuerpo de este hombre, entraron en un hato de cerdos, por supuesto, los cerdos se volvieron como locos por la presencia de los demonios dentro de ellos, y se precipitaron al mar, y se ahogaron. Mt.8.28-34

¿Cuál fue la reacción de los habitantes del lugar en relación con este milagro efectuado por Jesús? ¡Vete de aquí…! Mt.8:34

Cuando la gente pierde su norte como ser humano se deshumaniza, y aun cuando viva rodeado de persona en su propia urbanización, conjunto residencial o barrio; esa persona en verdad vive allí, mas no convive, no se relaciona y nunca se siente por el dolor de los demás.

Amarás a tu prójimo como a ti mismo; fue la máxima de Jesucristo. Mt.19:19

Esta gente pensaba más en sus negocios que en rescatar a un hombre de las garras de Satanás. Y creo, que perdieron una gran oportunidad de que Cristo le pudiese resarcir lo que habían perdido.

A los pescadores, que no consiguieron nada durante la noche, él les dijo: “Echad la red hacia la derecha; y no la podían sacar, por la gran cantidad de peces.”Jn. 21:6

Y a los que le seguían en el desierto. Les multiplicó los cinco panes y los dos pececillos, y comieron cinco mil personas, además les sobró para llevar a casa. Jn.6:9

Pero estos habitantes de Gadara, pusieron su fe, en lo que poseían, y no en lo que el Señor podía hacer por ellos.

La Biblia dice que la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado 1 Jn.1:7 Eso es lo que te ofrece el Señor para limpiarte para siempre.

Vivir en el pecado y desear que otros vivan de igual manera que yo. En una forma de decirle al Señor: ¡VETE DE AQUÍ...!

Aténgase, pues, a las consecuencias. En el día del juicio ya no habrá oportunidad: Apc.20:11-15. Hoy es el día de salvación:

Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones” Hb.4:7

Jesucristo dijo: Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia El Jn. 10:10

En vez de decirle al Señor: Vete de Aquí. Dile: Te recibo como mi salvador personal.

1 Pedido-Deseado 2 Pequeño - débil (físicamente)

DIOS TE BENDIGA

Rev. Lorenzo Pino

Lorenzopino2@hotmail.com

SÓLO PARA JUDÍOS.

Sólo para judíos

Dios les dejó a los israelitas una lista de las cosas que ellos debían de comer, y de las que no. Cuando el Señor llamó a los descendientes de Abraham, para hacer de ellos una nación para sí, les dejó mandamientos, aparte de los diez, los de la ley levítica.

Y les dijo así: Estos son los animales que podréis comer: El buey, la oveja, la cabra, el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montés, el íbice, el antílope y el carnero montés.

Y todo animal de pezuñas, que tiene hendidura de dos uñas, y que rumiare entre los animales, ese podréis comer.

Pero estos no comerás: Camello, liebre, conejo, cerdo y ningún animal del agua que no tenga aleta ni escama; tampoco comeréis:

El águila, el quebrantahuesos, el azor, el gallinazo, el milano, el cuervo, el avestruz, la lechuza, la gaviota, el gavilán, el búho, el ibis, el calamón, el pelícano, el buitre, el somormujo, la cigüeña, la garza, la abubilla, el murciélago y todo insecto alado”.”Det.14:4-19

Pero al final de la lista, Dios dice: “Pero el extranjero que vive en medio de ti, él podrá comerla. Esto se refiere a los animales impuros y a las cosas mortecinas. Léase el versículo 21

Ahora, bien; preguntamos: ¿Qué quiere decir: Animales inmundos? ¿Será la carne de éstos contagiosa? ¿Y si se llegare a comer produciría enfermedades?

Si su respuesta es afirmativa, entonces, ¿por qué Dios dice?: El extranjero que está en medio de ti, él podrá comerla

Cuando Dios terminó la creación; dice la Biblia:

“Y vio Dios que todo era bueno” “E hizo Dios animales de la tierra según su género, y su ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno” Gén. 1:24

El asunto se nos resuelve con la explicación que nos da el Señor:

“Tú no la comerás, porque tú eres pueblo santo a Jehová tu Dios” v.21

Todo esto nos remite al libro de Éxodo, donde el pueblo hebreo se compromete con Dios, a obedecerle en todo lo que él les diga:

Vosotros vistes lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Entonces vino Moisés, y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que Jehová le había mandado.

Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos. Éxodo 19:4-8

Una de las razones por la cual el apóstol Pablo les recomienda a los hermanos gentiles. El Diccionario de la (RAE). En dos de acepciones dice así.

1.- Toda persona que no profesa la religión judía.

2.- El extranjero.

Pablo, pues, les recomienda lo siguiente:

“De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia; porque del Señor es la tierra y su plenitud. Si algún incrédulo os invita, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia.1 Cor.10:25-27

Los gentiles no mantenían, como los judíos, la asepsia en la manipulación de las carnes.

Sin embargo, Pablo estaba bien claro; que estas restricciones no estaban estipuladas para los gentiles. –Estoy hablando aquí de la ley levítica-- Observe cómo el apóstol dice:

De todo lo que se vende en la carnicería comed, y agrega:

Si algún incrédulo os invita, y queréis ir, de todo lo que te ponga delante comed.

También nos dice Pablo lo siguiente:

Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.

Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.” 1Tim.4.1-5

Pedro nos relata lo que le sucedió, cuando le sobrevino un éxtasis:

“Y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo.

Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás. Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo”. Hch.10.11-16

La Biblia no dice que en el lienzo había animales inmundos, sin embargo, Pedro veía animales inmundo. Es imposible que nos llegue algo inmundo desde el cielo de Dios.

Esos animales que bajaban estaban limpios; por eso el Señor le dice: “Lo que yo limpié, no lo llames tú inmundo, común.

Nota: Si su médico le prohíbe comer determinado alimento por motivo de salud. No Debe Comerlo. Ahora, bien; como dice Pablo más arriba, si un incrédulo te invita, de lo que te ponga, come.

Y también nos enseña Nada es de desecharse si se toma con acción de gracias; porque por la Palabra de Dios y la oración es santificado”.1Tim.4:5

Los dirigentes judíos dijeron:

“Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito determinando que no guarden nada de esto; solamente que se abstengan de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación.” Hch. 1:25

Hermano, regocíjate sabiendo que:

“Del Señor es la tierra y su plenitud, El mundo, y los que en él habitan”.Salmo.24:1

No lo que entra en el hombre lo contamina, sino lo que sale de su corazón: Mat.15:18-18 .

DIOS TE BENDIGA.

Rev. Lorenzo Pino.

lorenzopino2@hotmail.com

jueves, 12 de agosto de 2010

NO LO DEJES QUE SE TE RECUESTEN.



Jesucristo dijo: “Más bienaventurado es dar que recibir” Hc. 20:35

Los judíos clasifican a los hombres en cuatro categorías:


1.- EL APROVECHADOR El que dice: “Lo mío es tuyo, y lo tuyo es mío”

2.- EL JUSTO El que dice Lo mío es mío, y lo tuyo es tuyo”

3.- EL AVARO EL que dice “Lo mío es mío, y lo tuyo también es mío”

4.-EL MISERICORDIOSO El que dice: Lo mío es tuyo, y lo tuyo que siga siendo tuyo”

¿Quieres hacer feliz a otro? Entonces, comparte con ellos aunque sea un poquito de lo que tienes. La Biblia no obliga a nadie a que debe entregar lo que tiene a las demás personas, pero sí deja al criterio de cada quien, la benevolencia de su corazón para compartir con otros:

Lo que tú debes hacer: Deja un poquito de lo que es tuyo, para que otros disfruten: El pobre y el extranjero.

“Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.” Lev.23:22

Lo que los otros no deben hacer: No se pueden aprovechar de la benevolencia tuya, para recostarse. Toma el control.

“Cuando entres en la mies de tu prójimo, podrás arrancar espigas con tu mano; mas no aplicarás hoz a la mies de tu prójimo Dt.23:25

“Cuando entres en la viña de tu prójimo, podrás comer uvas hasta saciarte; mas no pondrás en tu cesto.” Dt.23:24 No los dejes que se te recuesten

En otras palabras; Dios no está de acuerdo con los abusadores, a quienes les gusta estar recostado. Por eso dice: “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.

Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.

A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan”. 2Tes.3:10

La vida en el medio oriente nunca ha sido fácil para el pobre, porque lo que gana no le alcanza para suplir sus necesidades básicas.

Por esa razón, se les decía a los grandes agricultores, que siempre dejaran un manojo para este tipo de persona.

Pero no para el flojo; que no quiere hacer absolutamente nada. Que vaya a trabajar. No los dejes que se te recuesten. La Biblia te apoya.

Esto no está en conflicto con esto otro: Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.” Gál. 6:10

Es una bendición hacer partícipes a otros de las bendiciones que Dios nos ha dado, porque:

“Más bienaventurado es dar que recibir” Hc. 20:35. Pero...

No los dejes que se te recuesten


DIOS TE BENDIGA

Rev. Lorenzo Pino

lorenzopino2@hotmail.com

miércoles, 11 de agosto de 2010

SI DIOS LOS SABE TODO, PARA QUÉ ORAR

Si Dios lo sabe todo, para qué orar

Un día, el gran evangelista Moody fue abordado por un ateo, que lo encimó con muchas preguntas: ¿Ud. Cree que el alma existe? A lo que respondió el predicador: Seguro que sí.

El incrédulo Insistió, ¿has visto el alma? No, dijo Moody.¿Has palpado el alma? No, repitió el Siervo de Cristo. Siguió el ateo, ¿has olido el alma? Tampoco, fue su respuesta. ¿Has escuchado el alma? Negativamente, tuvo que asentir el ministro de Dios. Y por último; ¿Ud. ha sentido el alma? Sí, eso sí afirmó Moody

El ateo que quería vapulear y hacer quedar en ridículo al gran orador, le dijo: Entonces, no existe el alma; porque, sólo uno de sus sentidos afirma que siente el alma. Los otros cuatros, No. Por lo tanto, niego la existencia del alma porque la mayoría de los sentidos lo niegan.

El Predicador ripostó con las mismas preguntas:

Y

dijo al ateo: ¿Has
visto un dolor? No. ¿Has palpado un dolor? Lo negó sin dilación alguna; y así sucesivamente, hasta llegar al último; donde el incrédulo asentó, si he sentido un dolor. El Evangelista llegó a la conclusión, y al igual que el ateo, le dijo a éste, tampoco existe el dolor, porque cuatro de los sentidos lo niegan.

Dios es el Todopoderoso, sin embargo, muchas veces pareciera que se nos olvida, quién es nuestro Dios. Cuando se pregunta: ¿por qué tenemos que orar, si Dios lo sabe todo?

Si la interrogante viene de parte de una persona, que no tiene una relación personal con Cristo; entendemos su duda, pero cuando la persona que la hace es un cristiano, y tiene su propia Biblia, no nos queda otra cosa, que observar en esta interrogante, lo lejos que está el hermano de entender el amor de Dios.

CONCEPTOS EQUIVOCADOS ACERCA DE DIOS.

Creer que nuestro Dios es como un robot computarizado, que está allí para darnos todo lo que se nos antoja.

Pero déjenme decirles, Dios necesita de nosotros para expresar su amor.(De tal manera amó Dios al mundo. Jn.3:16) Porque si no es así, ¿por qué nos creó a su imagen y semejanza? (No así, a los animales) Él quiere estar con nosotros.


Él es nuestro Padre. Y como padre, quiere estar con su familia. Leamos estos versículos:

Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios:” Mar. 3.14-15


En estos dos versículos, hay cuatro preposiciones, resaltadas en negritas.

Casi siempre cuando leemos estos versículos, obviamos la primera preposición (para que estuviesen con él) Y nos apropiamos de las otras tres, sin miramiento alguno.

Lo que Dios quiere aparte de:

Para predicar, para sanar y para echar fuera demonios.

Es para que estemos con él.


Nuestro Dios es ‘hogareño’ Él quiere que estemos con él. Lo mismo, cuando dijo a sus apóstoles: “¡Cuánto he deseado, comer con vosotros esta pascua!” Lc. 22:15

“También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.Jn.16:22

¿Por qué tenemos que orar, si Dios lo sabe todo?

Imagínese, nosotros estamos llamados a llevar la cruz de Cristo, pero esta interrogante demuestra flojera. Ni siquiera queremos orar, ¿Querrás llevar la cruz?

Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: “Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos” Mr.9.35

No veas la oración como una lista de compras. Ahora, cuando vayas al lugar de la oración, recuerda, hay un Dios amante esperando para entablar una conversación contigo. Adóralo en oración. “Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea tu nombre.” Mat.6:9

“Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”. Mt.26:40-41

Disfruta de la comunión con Dios. “Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” Mt.6:6

DIOS TE BENDIGA.

Rvdo. Lorenzo Pino

lorenzopino2@hotmail.com